Buscar

Cargando...

lunes, 28 de marzo de 2016

CROQUETAS DE BACALAO



No podía pasar de detallar esta receta tan socorrida de croquetas de bacalao, cuando tenemos unos restos de carne, pescado o verdura y no sabemos que hacer con ellos hay que aprovechar la ocasión aunque a veces da pereza ponerse...y si es en compañía de tu hermana favorita es coser y cantar 🎼🎼🎼🎼🎼🎼🎼, eso si cuando las pruebas repetirías, que buenas están las croquetas caseras.


 Si tenéis que comprarlo podeis emplear bacalao desalado, así evitáis el trabajo de tenerlo tanto tiempo en remojo, o fresco. Este mi pescadera me regalo unas cocochas y la espina de un SKREI y mirad todo lo que he sacado. Si es fresco hay que darle 5 minutos de horno o sartén para que se desprenda de la piel y de las espinas.




INGREDIENTES para la masa.

300 g de bacalao.
130 g de harina común.
700 cl de leche.
1 cebolla mediana.
3 ajos picados.
Un poco de perejil.
1/2 vasito de vino blanco.
1 cucharada de mantequilla.
1 cuchara de aceite de oliva.
Un poco de nuez moscada rallada.
Un poco de pimienta recién molida.
Un poco de sal.

Para rebozado:
2 huevos batidos.
Pan rallado o galletas de Inca trituradas (yo siempre las empleo).
Harina común.
Abundante aceite de oliva para freírlas.

ELABORACIÓN Y COCCIÓN:

Limpiar, secar y trocear todos los ingredientes para tenerlos a punto para confeccionar la receta con orden. Pelamos y picamos los ajos, las cebollas, el perejil y lo reservamos.


Ponemos una sartén de fondo grueso al fuego con la cucharada de aceite y la de mantequilla, cuando esté caliente le echamos los ajos picados y dejamos cocer vigilándolos ya que no deben quemarse.


Añadimos la cebolla removemos durante 2/3 minutos.



Continuamos vertiendo el medio vasito de vino blanco dejandólo evaporar y así ablandará y no dejará que se queme la cebolla.


Ahora le añadimos los trozos de bacalao, removiendo para que se mezcle bien.


Con una espátula de madera removemos y seguidamente añadimos la harina, seguimos removiendo a fuego medio suave ya que no se nos debe quemar y al mismo tiempo debemos tostar la harina para que así no sepa a harina cruda.

 

Removemos por espacio de unos 4/5 minutos hasta que tome colorcito, mientras calentamos la leche en el micro o al fuego.


Ahora es el momento de cambiar la espátula por unas varillas ya que necesitaremos que no nos quede ningun grumo, echamos la leche caliente toda de golpe.



Removemos constantemente y veremos que empieza a espesar, añadimos la sal, la nuez moscada y la pimienta.


Seguimos removiendo con las varillas y probamos de sabor. Rectificamos si procede y le añadimos el perejil picado.



Ya la tenemos lista, ahora la guardamos en un recipiente tapado con film transparente para que no se forme una crosta encima.



Toda la noche en nevera y las haremos al día siguiente, la masa se espesara y hará que la podamos trabajar bien.


Preparamos los ingredientes para el rebozado, la harina, la galleta picada y los huevos.
Le vamos dando la forma deseada, primero la pasamos por la harina a continuación por huevo y por ultimo por el pan o galleta picada. (la harina hace que no se nos abran y nos queden mucho más crujiente.




Las vamos colocando en una bandeja hasta finalizar toda la masa, freiremos las que necesitemos y congelaremos el resto..... No sabéis la ilusión que hace tener croquetas caseras congeladas.



Para freírlas preparamos un recipiente pequeño con bastante aceite o freidora y las freímos a fuego fuerte.


Sacamos y dejamos escurrir sobre un papel de cocina para que absorba el sobrante de aceite.



Las acompañamos de una refrescante ensalada .....eso es fantástico me recuerda mi infancia.


DELICIOSAS!!!!!

0 comentarios:

Dí lo que piensas...