Buscar

Cargando...

domingo, 17 de julio de 2016

MERMELADA DE ALBARICOQUES (con hueso)




Mi madre me dejo una buena herencia, el gusto por la cocina y sobre todo la confección de mermeladas o confituras caseras, a veces pienso que no las haré porque llevan mucho trabajo pero cuando las pruebo repito y ahora que estoy de vacaciones me relaja y me encanta probar técnicas nuevas que mejoran la calidad de los resultados. 

He leído en un libro de conservas que las huesos de los albaricoques contiene pecticina y que si se hace la mermelada con ellos queda una textura envidiable y no hay necesidad de añadir azucares especiales, gelatinas, manzanas u otros ingredientes que hacen que espese.


Pues bien allá vamos, nos preparamos y empezamos con nuestra mermelada de albaricoque para tener reservas hasta la próxima temporada.


INGREDIENTES:


Para 2 kilos de albaricoques.
1 kilo de azúcar .
El zumo de un limón.
Unos trozos de monda de limón (sin la parte blanca).


ELABORACIÓN Y COCCIÓN:

En primer lugar nos disponemos a limpiar bien la fruta, dejandola escurrir en un colador.

Esterilizar los botes, dejándolos escurrir sobre un paño de cocina bien limpio y tapándolos con otro hasta el momento de envasar.


Cortamos los albaricoques por la mitad o en cuatro trozos, retirando posibles vetas y las semillas, pero guardándolas en un plato porque las emplearemos para cocer la fruta. Pesamos la fruta limpia para saber la cantidad de azúcar que tenemos que ponerle. (Esto dependerá del dulzor del albaricoque), a esta le he puesto 500 gramos por kilo.


Los metemos en una red de cocina porque imaginaros el estrés que pillaríamos pescando las pepitas dentro de la mermelada.


Vamos vertiendo los trozos de albaricoque en la olla donde vamos a cocinar


Troceamos unas tiras de monda de limón y también se la añadimos.

Ponemos la olla al fuego y la primera cocción la haremos sin el azúcar hasta que desaparezca el exceso de agua, paramos, dejamos enfriar y reposar durante 12 horas, olla tapada ....Hasta mañana.


Transcurrido este tiempo ponemos de nuevo la olla al fuego y añadimos el azúcar, cocemos 15 minutos mas y dejamos reposar 12 horas mas con la olla tapada.


Ponemos la olla de nuevo al fuego y cocemos 15 minutos mas, esta será la última cocción, (total 3 cocciones de 15 minutos) la probamos y si esta a nuestro gusto, retiramos la malla con las pepitas y los trozos de limón, ya solo nos falta conservarla en botes de cristal previamente esterilizados.


Los llenamos dejando reposar unos minutos, seguidamente los tapamos con su rosca y los llevamos a ebullición para hacer un baño maría de 15 minutos, para poder guardarlas sin temer que se nos vuelva malo ningún bote.


Paramos y dejamos enfriar un poco, retiramos los botes de la olla, yo los limpio con alcohol de quemar, los etiquetamos y adornamos de la manera deseada.


 Y esta es la textura que queda, muy densa y muy buena. 


4 comentarios:

Anónimo

Hola Francisca, jamás en mi vida he comido una mermelada tan y tan buena!!!!!.
Pero tienes unas manos o una herencia como bien dices tu que todo lo que tocas lo conviertes en oro.
Me encanta seguirte y practicar con tus recetas....animo y sigue así.
Margarita C.

Mari

Cuñadita gracias por hacer la mermelada tan buena para una boda tan especial como es esta
los invitados tendran cena por la nocche, y desayuno con tu mermelada por la mañana.
esta EXQUISITA.

Francisca Carbonell Carbonell

Gracias cuñadita me alegra que te gustase.....yo la hice con todo mi AMOR y pensando en todos los comensales de tan feliz día. ADEMÁS POR VOSOTROS TODO❤️Besitos.

Francisca Carbonell Carbonell

Hola Margarita, muchísimas gracias por tus bonitas palabras y por ser seguidora de mis recetas.
Te preparare un lote ya que ayer hice una de tomate verde que quiero que la pruebes .....te caerán unos lagrimones. BESITOS

Dí lo que piensas...