domingo, 6 de julio de 2014

MERMELADA DE TOMATE




Esta mermelada es deliciosa e inusual al mismo tiempo.

 Normalmente la costumbre es hacer mermeladas de frutas pero con hortalizas también podemos hacer de muy buenas, esta, combinada con quesos, jamón y en unas ricas tostas esta espectacular.

Mi método de cocción es el tradicional, tengo thermo pero la he probado de las dos maneras y el método antiguo me gusta más.



INGREDIENTES:

Por kilo de tomate despepitado y sin piel:
500 g de azúcar.
Zumo de 1/2 limón .


ELABORACIÓN Y COCCIÓN

Ponemos una olla al fuego con agua y cuando hierva le vamos echando los tomates por tandas, los escaldamos ( 1/2 minuto dentro del agua hirviendo y los sacamos) los vamos reservando en un bol.


Los pelamos, que será muy fácil y los partimos por la mitad para quitarles todas las pepitas, retiramos todas las partes duras y vamos reservando en un colador para que pierdan el exceso de agua.


Pesamos toda la pulpa sacada de los tomates para saber la cantidad de azúcar y vamos colocando en una olla de fondo grueso.


Ponemos al fuego el tomate, yo siempre la primera cocción la hago sin el azúcar y a fuego vivo para evaporar el líquido que contiene, 15 minutos. 


Añadimos el azucar, hervimos 5 minutos mas, si tenéis termómetro de cocina la temperatura debe alcanzar 105 grados ya que las mermeladas son muy delicadas y se trata de matar bacterias.

 Dejamos reposar 12 horas, hacemos hervir de nuevo 15 minutos. 


Espumamos retirando toda la espuma posible. Paramos y dejamos reposar 12 horas más dejando la olla en un sitio fresco y bien tapada con una tapa de rejilla para que respire.


Ha transcurrido el tiempo y es hora de ponerla a cocer por última vez, Cocemos de nuevo 15 minutos más y procedemos a envasarla en tarros de cristal bien esterilizados.


Depositamos los botes de tomate en una olla con agua y los cocemos al baño María durante 15 minutos, dejamos enfriar y ya la tenemos a punto para deleitarnos con su riquísimo sabor.


Ha sido un placer compartir esta exquisita receta de mermelada de tomates rojos con vosotr@s. Otro día haremos de tomate verde también es espectacular!!!!! Saludos amig@s, espero que hayan disfrutado cocinando esta receta.


En esta foto podéis apreciar la consistencia de la mermelada, yo no la trituró ya que así queda más natural y rústica. Pero si os gusta podéis pasarla por la túrmix.


Al hacer el baño María podemos guardar estos botes en la despensa hasta un año, ahora bien cuando abramos uno debe ir al frigorífico hasta que se termine.

4 comentarios:

Mari

Cuñadita que rico, rico lo haces todo y que bonita presentación. ENHORABUENA un beso

Francisca Carbonell Carbonell

Gracis, tu que lo ves con tus bonitos ojos.

Anónimo

Hola guapa. te queria preguntar donde compras las etiquetas de laS MERMELADAS, TIENES UN GUSTO EXQUISITO!!!!!. GRACIAS.
JUANI

Francisca Carbonell Carbonell

Hola Juani, no las compro son caseras ..... Si quieres dame una dirección y te las hago. Un beso bombón.

Dí lo que piensas...