Buscar

Cargando...

viernes, 16 de mayo de 2014

PESCADO A LA SAL


Hoy como cada sábado he ido al Mercado del Olivar y esta lubina salvaje me ha guiñado el ojo y le he dicho a mi pescadero que me lo limpiase para hacerla a la sal.



INGREDIENTES:


Una lubina salvaje.
2 kilos de sal gorda.
Un poco de aceite.
Hierbas aromáticas al gusto, hoy tomillo y 1 hoja de laurel.


PREPARACIÓN, ELABORACION, COCCION Y PRESENTACIÓN:

Preparamos una bandeja de horno que se adapte a la medida de nuestro pescado y precalentamos el horno a 200 grados.

Tenemos nuestro pescado con escama y con un pequeño corte abdominal en el que introduciremos las hierbas aromáticas.


Colocamos la sal en la base de la bandeja, colocamos el pescado encima y lo cubrimos bien sin que quede ningún trozo a la vista, cogemos un poco de aceite con la mano y frotamos toda la superficie de sal.


Introducimos nuestra bandeja en el horno a 200 grados y calculamos 35 minutos de cocción por kilo de pescado y si fuese más grande 10 minutos más de cocción por kilo de pescado (45 minutos para un pescado de dos kilos). El mío ha pesado 990 gramos y el tiempo de cocción será 35 minutos.


Pasado nuestro tiempo de cocción lo sacamos del horno, damos un golpe seco en un lateral con la ayuda de un utensilio cortante.


Retirar la capa de sal de encima y trasladarla a otra bandeja.

Con la ayuda de una cuchara o de una pala de servir marcar la piel del pescado y practicarle una incisión. Es una receta muy espectacular, sacar a la mesa una bandeja llena de sal que esconde un sano y sabroso pescado. 


Sacar la piel de la parte superior del pescado procurando que no nos caiga encima de la carne.


Marcar las supremas o filetes y sacarlos sin espinas, servirlas rápidamente con alguna guarnición al gusto.

Hoy ha sido una lubina pero se puede hacer con cualquier pescado dorada, sardó, mero, escorbay,verderol ...vuestro preferido. 


Bueno amig@s espero contribuir en algo a que vuestras recetas de cocina os salgan muy sabosas con algunos consejos e ideas. 


0 comentarios:

Dí lo que piensas...