Buscar

Cargando...

martes, 7 de abril de 2015

PIONONO DE SANTA FE


El PIONONO es un dulce típico de Granada de procedencia musulmana elaborado con un bizcocho, crema y canela, después se emborracha con un jarabe dulce. Cuenta la leyenda que se llama así en honor al papa Pío IX (Pío Nono según la pronunciación en italiano).


En definitiva si os pasáis por Granada no podéis dejar de probar en pionono y la verdad es que no importa su procedencia, cuando lo probéis solo pensareis en repetir. 



INGREDIENTES

Masa:
3 huevos.
100 g de azúcar.
30 g de harina de maíz.
Una pizca de sal.

Crema:
150 g de azúcar.
700 g de leche.
6 yemas de huevo.
80 g de harina de maíz.
Monda de limón.
1 rama de canela.

Almíbar:
75 g de agua.
25 g de ron blanco.
100 g de azúcar.



ELABORACIÓN Y COCCIÓN:

Precalentamos el horno a 200 grados.


Separamos las claras de las yemas, batimos en un bol las claras con una pizca de sal y las reservamos.


En otro bol, mezclamos bien las yemas con el azúcar hasta que blanqueen, añadimos la maizena, la harina y por ultimo las claras con suaves y envolventes movimientos.


Vertemos la masa en una bandeja de horno cubierta con un papel de hornear (mismo sistema del brazo de gitano) y la horneamos durante 8/10 minutos a 180 grados.

Mientras se nos hace la masa, preparamos el almíbar en cazo sobre fuego medio fuerte, removiendo de vez en cuando de 5/7 minutos para que el alcohol evapore.



Procedemos también a preparar la crema pastelera, pondremos la leche con la monda de limón, la canela, el azúcar en un cazo y cuando este bien caliente le añadimos, las yemas con la harina de maíz y la reservamos.


Sacamos la masa del horno y procedemos a cortar la plancha por la mitad, las enrollamos en rulos para darle forma, los deshacemos y procedemos a pintarlos con un poco de almíbar, cubrirlos con crema pastelera y espolvoreamos con canela. Los enrollamos de nuevo, los envolvemos con film tranparente y reservamos unas tres horas en el frío para poder cortarlos bien y tengan una forma cilíndrica consistente.


Los cortamos a trozos pequeños de unos 2/3 cm y los volvemos a mojar un poco en el almíbar, los colocamos en cestillos de magdalenas y le ponemos crema pastelera encima con un poco de azúcar moreno y lo quemamos con un soplete de cocina.




Repetimos?

2 comentarios:

Anónimo

La verdad es que tienen una pintaza, si estan igual de buenos ya será el no va mas.
Saludos
Miguel

Francisca Carbonell Carbonell

Gracias Miguel...... Ya veremos que tal están, supongo que no serán igual que los originales, pero para poder comprobarlo tendremos que ir a Santa Fe para probarlos.....vale? Pon fecha.
Un beso y muchas gracias por el comentario, sin ellos mi blog está triste.

Dí lo que piensas...